fbpx

Blog

Sigue nuestras noticias, eventos y recetas que creamos para ti

cuajo del queso

¿Qué es el cuajo del queso?

Si te estás preguntando qué es el cuajo del queso, probablemente es porque eres un amante de los productos lácteos. Para que puedas continuar aprendiendo sobre lo que más te gusta, nosotros te vamos a explicar aquí todo lo que necesitas saber sobre el cuajo de tu alimento favorito. En nuestra tienda online podrás encontrar una amplia variedad de quesos artesanos de alta calidad, elaborados con cuajo natural para darle un aroma característico.

El cuajo, indispensable para hacer queso

Como sabrás, el queso se obtiene de la leche de algunos animales, como la vaca, la cabra o la oveja. Sin embargo, hay una obviedad que debes notar: la leche es líquida, mientras que el queso es sólido. Para que se pueda producir este cambio, es necesario que se dé el cuajo del queso. El proceso es muy antiguo, y se lleva realizando desde tiempos inmemoriales, porque es un cambio que se hace de forma natural. Cuando ya se tiene la leche del animal que se desea, y se ha procesado para eliminar las bacterias e impurezas que no deseamos, se da paso al cuajado o coagulación. En esta parte, que es una de las más importantes, ciertas proteínas de la leche van provocando que se comience a solidificar creando un coágulo que es lo que llamamos cuajo. Como te decimos, es un proceso químico que se da de forma natural, y que conlleva principalmente de tiempo y paciencia. Sin embargo, esto no se produce así porque sí. Las encargadas de generar esta reacción son unas bacterias que se encuentran en la propia leche cuando se ordeña. Además, para que el proceso de cuajado salga correctamente, los artesanos queseros mezclan cuajo en la leche para que las enzimas como la renina (llamada también quimosina) aceleren el proceso de transformación que sufren las proteínas, y así al final se logre un resultado óptimo.

¿Qué tipos de cuajo hay?

En este punto, es normal que te preguntes por la diferencia entre distintos tipos de cuajo del queso. Puede que también te preguntes por qué se le añade cuajo a una leche que ya tiene bacterias. Como podrás suponer, el proceso no es el mismo si no se añade un cuajante externo. En este caso, las propias bacterias de la leche no lograrían formar un queso como tú lo conoces. Para ello, un maestro quesero puede tener distintos tipos de cuajos. El más conocido es el que se obtiene del estómago de los rumiantes, es decir, de origen animal. Sin embargo, hoy en día hay opciones muy diversas para poder conseguir un queso en condiciones. Existe la posibilidad de conseguir enzimas para cuajo de cultivos de bacterias criadas expresamente para ello. Es el conocido como cuajo químico. Pero esto no debe asustarte, pues al fin y al cabo no dejan de ser bacterias, semejantes a las que podría tener un cuajo obtenido de forma natural. Simplemente se utiliza con el fin de abaratar costes y reducir el impacto en el medio ambiente. Por último, existen enzimas para coagular el queso en algunos productos vegetales, con los que el resultado final suele ser más ligero y cremoso que el cuajo animal, con un resultado por lo general más duro e intenso. Sea como sea, finalmente la leche se solidifica. Tras retirarle el suero sobrante, ya puedes disfrutar de uno de los productos más deliciosos que existen. Esperamos que este artículo te haya servido para entender este elemento tan importante del proceso de elaboración del queso. En Escojo Artesanos te ayudamos a descubrir el mejor queso artesanal y te ofrecemos una amplia variedad de cuñas de queso de vaca, cabra y oveja para que puedas experimentar el queso más sabroso.
Compartir
0
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?